EDUCACIÓN FINANCIERA

Portada Educación Financiera

Educación financiera

Dando cumplimiento a lo establecido en la Resolución No. JB-2013-2393, del 22 de enero de 2013, y como parte integrante del Programa de Educación Financiera diseñado por BUPA ECUADOR S.A. COMPAÑÍA DE SEGUROS, hemos desarrollado un glosario de conceptos básicos de seguros.

#pagina636-cor-/sites/default/files/paginas/2018-02/apoyo/10%20%282%29.jpgwwww/sites/default/files/paginas/2018-02/apoyo/10%20%281%29.jpgwwww/sites/default/files/paginas/2018-02/apoyo/10.jpg

Este glosario tiene como fin principal ilustrar a nuestros asegurados y al público en general sobre los términos mayormente utilizados en el ámbito de seguros, para fortalecer el entendimiento de la materia. Para la elaboración de este glosario, hemos utilizado las disposiciones de la normativa ecuatoriana tal como el Decreto Supremo 1147, la Ley General de Seguros y su Reglamento, y las diferentes Resoluciones emitidas por la Junta Bancaria.

Para mayor información visite: http://portaldelusuario.sbs.gob.ec

 

A continuación podrá encontrar el detalle de los conceptos y definiciones desarrolladas:

icon-accord-exclusions,icon-accord-exclusions

Ajustadores de siniestros:

Personas naturales o jurídicas autorizadas por la Superintendencia de Compañías Valores y Seguros, cuya actividad profesional es la de examinar las causas de los siniestros y valorar la cuantía de las pérdidas en forma equitativa y justa, de acuerdo con las cláusulas de la respectiva póliza. El ajustador tendrá derecho a solicitar al asegurado la presentación de libros y documentos que estime necesarios para el ejercicio de su actividad.

Asegurado:

El cliente, persona natural o jurídica de las empresas de seguros y compañías de reaseguro interesada en la transferencia de los riesgos.

Asesores productores de seguros:

Aquellas personas naturales o jurídicas que tienen la obligación de asesorar a los clientes, previa la contratación de un seguro, durante la vigencia del contrato o para la tramitación del reclamo.

  • Agentes de seguros:
    Personas naturales autorizadas por la Superintendencia de Compañías Valores y Seguros, que a nombre de una empresa de seguros se dedican a gestionar y obtener contratos de seguros, que se rijan por el contrato de trabajo suscrito entre las partes y no podrán prestar tales servicios en más de una entidad aseguradora por clase de seguros; y, los agentes de seguros, personas naturales que a nombre de una o varias empresas de seguros se dedican a obtener contratos de seguros, que se rijan por el contrato mercantil de agenciamiento suscrito entre las partes; y,
     
  • Agencias asesoras productoras de seguros:
    Personas jurídicas autorizadas por la Superintendencia de Compañías Valores y Seguros, con organización y cuya única actividad es la de gestionar y obtener contratos de seguros para una o varias empresas de seguros o de medicina prepagada autorizada a operar en el país.

Beneficiario:

Persona natural o jurídica, que ha de percibir en caso de siniestro el producto de la póliza del seguro contratado, pudiendo ser el propio contratante o un tercero.

Beneficiario final:

Se refiere a las personas naturales que son las propietarias finales del producto de la póliza contratada o tienen el control final de un cliente y/o de la persona en cuyo nombre se realiza la operación. Comprende a aquellas personas que ejercen el control efectivo sobre una persona jurídica o acuerdo legal.

Cliente:

Persona natural o jurídica con la que una empresa de seguros o compañía de reaseguro establece, de manera ocasional o permanente, una relación contractual de carácter financiero, económico o comercial; entre ellos el asegurado, el contratante o solicitante de seguro, beneficiario y apoderado.

Cliente ocasional:

Persona natural o jurídica que desarrolla una vez o eventualmente negocios con las empresas de seguros y compañías de reaseguro.

Cliente permanente:

Persona natural o jurídica que, al amparo de un contrato, mantiene una relación comercial habitual con las empresas de seguros y compañías de reaseguro.

Cliente potencial:

Es la persona natural o jurídica que ha consultado por los servicios o productos de las empresas de seguros y compañías de reaseguro, y que pueda estar interesado en acceder a un producto o servicio diferente o nuevo.

Compañía de reaseguros:

Las compañías anónimas autorizadas por la Superintendencia de Compañías Valores y Seguros, constituidas en el territorio nacional, y las sucursales de empresas extranjeras establecidas en el país, de conformidad con la ley; y, los reaseguradores extranjeros que mantengan su registro vigente en la Superintendencia de Compañías Valores y Seguros; y, cuyo objeto es el otorgar coberturas a una o más empresas de seguros por los riesgos que éstas hayan asumido, así como el realizar operaciones de retrocesión.

Contratante de seguros:

Persona natural o jurídica que suscribe con una entidad aseguradora una póliza o contrato de seguros.

Deducible:

Es la porción de los gastos cubiertos que el asegurado debe pagar antes de que los beneficios de una póliza sean pagaderos.

Empresas de seguros:

Son las compañías anónimas autorizadas por la Superintendencia de Compañías Valores  y Seguros, constituidas en el territorio nacional y las sucursales de empresas extranjeras establecidas en el país, cuyo objeto exclusivo es el negocio de asumir directa o indirectamente, o aceptar y ceder riesgos en base a primas.

Inspectores de riesgos:

Personas naturales o jurídicas autorizadas por la Superintendencia de Compañías Valores y Seguros, cuya actividad es la de examinar y calificar los riesgos en forma previa a la contratación del seguro y durante la vigencia del contrato.

Interés asegurable:

Requisito que debe concurrir en quien desee la cobertura de determinado riesgo, reflejado en su deseo de que el siniestro no se produzca, ya que a consecuencia de él se originaría un perjuicio para su patrimonio.

Intermediarios de reaseguros:

Son las personas jurídicas autorizadas por la Superintendencia de Compañías Valores y Seguros, cuya única actividad es la de gestionar y colocar reaseguros y retrocesiones para una o varias empresas de seguros o compañías de reaseguros.

Lavado de activos:

Es el mecanismo a través del cual se oculta o disimula la naturaleza o el verdadero origen, ubicación, propiedad o control de dineros provenientes de actividades ilegales, tanto en moneda nacional como extranjera, para introducirlos como legítimos dentro del sistema económico de un país.

Monto asegurado:

Se considera al límite de responsabilidad del asegurador.

Oficial de cumplimiento:

Es el funcionario que forma parte de la alta gerencia, calificado por la Superintendencia de Compañías Valores y Seguros, responsable de verificar la aplicación de la normativa inherente a la prevención de lavado de activos y financiamiento de delitos, ejecutar el programa de cumplimiento tendiente a velar por la observancia e implementación de los procedimientos y controles y buenas prácticas necesarios para la prevención de lavado de activos y financiamiento de delitos.

Peritos de seguros:

Personas naturales o jurídicas conocidos como inspectores de riesgos y ajustadores de siniestros.

Póliza:

Es el contrato de seguro que se perfecciona y se prueba por medio de documento privado y en el que se hacen constar los elementos esenciales. Ésta debe redactarse en castellano y ser firmada por los contratantes.

Prima:

Es el precio que el tomador del seguro debe pagar como contraprestación de la asunción del riesgo por parte del asegurador.

Ramos de seguros:

Son aquellos relativos a riesgos con características o naturaleza semejantes. En este sentido se habla de ramo de vida, ramo de vehículos, ramo de incendios, entre otros.

Reaseguro:

Es una operación mediante la cual el asegurador cede al reasegurador la totalidad o una parte de los riesgos asumidos por él.

Riesgo:

Suceso incierto que no depende exclusivamente de la voluntad del solicitante, asegurado o beneficiario, ni de la del asegurador y cuyo acaecimiento hace exigible la obligación del asegurador. Los hechos ciertos, salvo la muerte, y los físicamente imposibles no constituyen riesgo y son, por tanto extraños al contrato de seguro.

Seguro:

Contrato mediante el cual una de las partes, el asegurador, se obliga, a cambio del pago de una prima, a indemnizar a la otra parte, dentro de los limites convenidos, de una pérdida o un daño producido por un acontecimiento incierto; o a pagar un capital o una renta, si ocurre la eventualidad prevista en el contrato.

Siniestro:

La ocurrencia del riesgo asegurado.

Solicitante de seguro:

Es la persona natural o jurídica, que formula una solicitud de seguro a una entidad aseguradora.

Superintendencia de Compañías Valores y Seguros:

Institución encargada de la supervisión y control del sistema de seguro privado con la finalidad de proteger los intereses del público.

Tipos de seguros:

En función del bien asegurado, existen dos tipos de seguros: los generales y de vida, para lo cual, se entiende por:

  • Agentes de seguros:
    Son aquellos que aseguran los riesgos causados por afecciones, pérdidas o daños de la salud, de los bienes o del patrimonio y los riesgos de fianza o garantías. La indemnización objetiva en los que su importe, variable en cada caso, se determina después de ocurrido el siniestro y según el daño patrimonial sufrido por el asegurado, valorado de manera objetiva; y,
     
  • Agencias asesoras productoras de seguros:
    Son aquellos que cubren los riesgos de las personas o que garanticen a éstas dentro o al término de un plazo, un capital o una renta periódica para el asegurado y sus beneficiarios;

¿Qué es un seguro?

Es un contrato mediante el cual una de las partes, el asegurador, se obliga, a cambio del pago de una prima, a indemnizar a la otra parte, dentro de los límites convenidos, de una pérdida o de un daño producido por un acontecimiento incierto; o a pagar un capital o una renta, si ocurre la eventualidad prevista en el contrato.

¿Qué es una póliza?

Es el contrato de seguro que se perfecciona y prueba por medio de documento privado que se extenderá por duplicado y en el que se harán constar los elementos esenciales. La póliza debe redactarse en castellano y ser firmada por los contratantes.

¿Cuáles son los elementos esenciales que deben existir en todo contrato de seguro?

  • El asegurador
  • El solicitante
  • El interés asegurable
  • El riesgo asegurable
  • El monto asegurado o el límite de responsabilidad del asegurador, según el caso
  • La prima o precio del seguro; y,
  • La obligación del asegurador, de efectuar el pago del seguro en todo o en parte, según la extensión del siniestro.

¿Qué pasa si no existe uno de los elementos esenciales, mencionados anteriormente, en el contrato de seguro?

El contrato es nulo.

¿Quién es el asegurador?

Es la persona jurídica legalmente autorizada para operar en el Ecuador, que asume los riesgos especificados en el contrato de seguro.

¿Quién es el solicitante?

La persona natural o jurídica que contrata el seguro, sea por cuenta propia (para asegurar un bien suyo) o por la de un tercero determinado o determinable (asegurando un interés ajeno como un gerente general) -que traslada los riesgos al asegurador- interesado en trasladar al asegurador los efectos económicos negativos o dañosos de los riesgos.

¿Quién es el asegurado?

Es aquella persona natural o jurídica cuyos riesgos se aseguran o cuyo es el interés o bien sujeto a la eventualidad prevista.

¿Quién es el beneficiario?

Es la que persona que percibirá, en caso de siniestro, el producto del seguro; es decir, aquella que recibe la indemnización o la suma asegurada por el daño ocurrido.

¿Puede una sola persona mantener las calidades de asegurado, beneficiario y solicitante?

Si

¿Qué es el interés asegurable?

Es el interés económico que una persona tenga en que no se produzca un siniestro.

¿Qué es el riesgo asegurable?

Es el suceso incierto que no depende exclusivamente de la voluntad del solicitante, asegurado o beneficiario, ni la del asegurador y cuyo acaecimiento hace exigible la obligación del asegurador.

¿Qué es el siniestro?

Es la ocurrencia del riesgo asegurado.

¿Qué es el monto asegurado?

Es el valor atribuido por el titular de un contrato de seguro a los bienes cubiertos por la póliza y cuyo valor es la cantidad máxima que está obligado a pagar el asegurador, en caso de siniestro.

¿Qué es la prima?

Es el precio del seguro.

Síguenos
COTICE SU PLAN